Este pequeño documental fue rodado en el CEIP Leopoldo y Josefa del Valle, de la Cavada (Riotuerto- Cantabria). En el vídeo se pretende recrear someramente lo que pudo ser un aula a mediados del siglo XX.

En este trabajo, se hace especial incidencia en las canciones y retahílas, que eran utilizadas de forma habitual y generalizada en los centros educativos como herramienta de aprendizaje memorístico. Asimismo, al final de la película, hay un breve resumen de algunos juegos que se daban en los patios durante los recreos.

La película está dedicada a Ana María Chacón Pedrosa, que fue una de las principales impulsoras de este proyecto y que, por desgracia, debido a su repentina enfermedad y posterior fallecimiento, nunca pudo llegar a ver finalizado este trabajo en el que puso su dedicación y esfuerzo.